Feed your soul

El alma, la fuerza vital, la esencia de las personas, asiento de deseos y sentimientos, aquello que forja nuestra identidad.

Nos preocupamos mucho de alimentar el cuerpo pero poco de alimentar el alma.

En Mobalco diseñamos cocinas holísticas, vitales, en sintonía con personas que han dedicado sus vidas a mejorar nuestro mundo y enriquecer nuestra alma.

Pasión, sensibilidad, satisfacción por las cosas bien hechas. La esencia de Mobalco se basa en unos principios sólidamente arraigados.

El profundo conocimiento de nuestro oficio y el esmerado cuidado artesanal completan el trabajo donde la tecnología lo ha dejado.

Ante objetivos meramente económicos anteponemos la honestidad por un trabajo bien hecho.

Nature, the soul of Mobalco

Nuestro compromiso con el medio ambiente nos empuja a trabajar para aproximarnos en lo posible a una producción limpia y desechar materiales que resultan altamente perjudiciales para el medio ambiente.

“Hablar del futuro sólo tiene sentido si nos hace actuar ahora.”

Ernst Friedrich Schumacher

“Small is Beautiful” es el título de uno de los libros más influyentes del siglo XX.

Escrito por el economista alemán Ernst Friedrich Schumacher, su autor apuesta por una tecnología amable con rostro humano.

En estos tiempos en los que da la impresión que solo nos preocupamos por la apariencia, nos gustaría hacer una reinvindicación de lo auténtico, la búsqueda de lo esencial, los valores atemporales.

Pasión por lo auténtico.

El profundo conocimiento de nuestra profesión y el cariño por lo bien hecho llega allí donde la tecnología no puede llegar.

“Hay cosas que ni aparentan ni son. Hay cosas que aparentan y no son. Hay cosas que no aparentan y si son. Hay cosas que aparentan y son.” 

Epicteto

Nos enseñó que el ser humano debe centrarse en lo que puede controlar y olvidarse de lo que no puede controlar. Tuvo una gran influencia en la Psicología Cognitiva.

Para el, la filosofía es “un medio para aprender a vivir conforme a la naturaleza.”

Akira Miyawaki,

pionero de los bosques urbanos.

Usando materiales locales, en un espacio equivalente a 6 plazas de parking es posible crear un pequeño bosque salvaje de 300 árboles.

El método Miyawaki empieza por seleccionar las especies autóctonas y plantar mezclando variedades de distintos tamaños muy concretas para que crezcan juntas, las raíces de unos árboles se entremezclan con los otros y en dos años se vuelven tan densos que bloquean los rayos del sol, manteniendo el espacio siempre fresco. En una década se obtiene el equivalente a 100 años de desarrollo.

La madera


Los ambientes con madera nos hacen sentir vivos, crean una sensación cálida y acogedora. Los psicólogos dicen que la madera produce estímulos positivos sobre el subconsciente.